lunes, 29 de marzo de 2010

Te quiero pero...

Corría la última etapa del primer semestre universitario del año 2005 y la semana de exámenes finales ya había comenzado. Lógica era uno de los cursos que más le gustaba a Gustavo por lo que decidió estudiarlo por dos tardes seguidas en la cafetería con Mariana, una chica que había conocido en su clase.

Fueron dos días en los cuales se dedicaron a estudiar intensamente todos los conceptos revisados en el curso, realizar los ejercicios del semestre y aquellos que habían conseguido de los ciclos anteriores. Sí, había mucho estrés el cual se mezclaba con los momentos de relajo en los que ambos, entre cafés y tortas de chocolate, se conocían un poco más y bromeaban de todo… Claro, dentro de esta chacota figuraban más las bromas subidas de tono hechas por el soltero Gustavo las cuales eran disfrutadas por Mariana a pesar de que ella tenía enamorado hace ya tres años.

Cuando el día del examen llegó ambos estaban más que preparados. En las tres horas que duró todo, lo repasado fluyó rápidamente y cuando ambos salieron de su prueba se encontraban tranquilos mientras que las demás personas se encontraban asustadas. Sí, la preocupación no era asunto de Mariana ni de Gustavo porque sabían que habían dado su mejor esfuerzo en su última evaluación del semestre. Así, luego de ir a comprar unas gaseosas, ambos caminaron hacia la salida de la universidad y se despidieron tras prometer estar en contacto durante las vacaciones.

---

Habían pasado dos semanas desde que Mariana y Gustavo no se veían las caras y una noche de domingo él recibe una llamada a su celular de un número que no tiene en su agenda…

Gustavo.
¿Aló? ¿Quién es?

Mariana. ¿Gustavo? Soy yo, Mariana…
Gustavo. ¿Mariana? Mariana.
Mariana, de tu clase de lógica… Qué rápido te olvidas de los amigos, carajo.

Gustavo. ¡Mariana! Discúlpame por haberme hueveado, es que el número es otro ¿Cómo estás? ¿Qué ha sido de tu vida? ¿Qué tal te fue en el final?
Mariana. A la mierda con el número. Por cierto, pasé el examen y el curso satisfactoriamente… Espero que a ti también te haya ido perfecto.
Gustavo. Sí, sí… Me fue muy bien. Qué milagro tu llamada.
Mariana. Ya que otros no llaman uno los tiene que llamar… Pues oye, llamaba para contarte dos cosas.
La primera es que la semana pasada terminé con Pedro, mi ahora ex enamorado.

Gustavo. ¿Qué? ¿Cómo que terminaste con Pedro? Yo les juraba amor eterno hasta que la muerte los separe…
Mariana. Sí, yo también pensaba lo mismo, alucina pero ahora estoy bien y pues quiero que te sientes para que escuches lo segundo que te quiero decir…
Gustavo. Estoy sentado y preparado, no te preocupes…
Mariana. Mira, he estado pensando bien y pues… Sé que tal vez te sonará raro pero me gustas y no sé si quieras intentar algo, ¿Qué dices?
Gustavo. Mariana, ahora yo no puedo estar contigo… Me caes muy bien, te quiero mucho pero justo acabas de terminar con tu enamorado y debes tener más tiempo para ti… Mira, lo que pasa es que a mi me gustan los hombres. Soy gay.
Mariana. ¿Qué? Esa ni tú mismo te la crees, oye. Júrame que no es cierto.
Gustavo. Te juro por lo que más quieras que sí lo es… Lo siento.
Mariana. Adiós…

(Mariana cortó el teléfono)

---


Así, comenzaron las clases de un nuevo semestre en la universidad. Pasaron los meses y Gustavo no se había encontrado a Mariana todavía, lo cual era extraño porque él casi siempre acostumbrava verla caminando por los pasillos del pabellón.

Sin embargo, él recibió noticias de ella a fines de noviembre mediante un correo a lo cual él se sorprendió porque pensó que ella nunca más le volvería a hablar tras aquella llamada telefónica realizada en vacaciones. Así, fue cuando abrió el correo que él leyó lo siguiente...

Tavo ¿Cómo estás? Espero que todo esté bien. Ahora ya no me ves mucho por porque paso más tiempo en Facultad, estoy adelantando varios cursos y apenas llevo un electivo que me falta en Letras y las clases son en las noches. Si te preguntas más sobre mi vida pues tengo tres novedades pero vamos por partes.

La primera es que regresé con Pedro a los pocos días que te llamé porque, aunque fue una pelea fuerte, tuvo solución y si te llamé para preguntarte si querías estar conmigo fue porque se me cruzaron los demonios y quise darle celos cotigo. Sin embargo, pasó lo que pasó y pues... Tuve oportunidad de reflexionar mejor sobre lo que me estaba sucediendo.


La segunda novedad es que... Tengo poco más de dos meses de embarazo y pues ambos estamos emocionados. Sí, va a ser difícil estar en la universidad y con el embarazo pero no voy a interrumpir mis estudios. Estoy super feliz, no tienes idea.

Estas son las dos novedades más importantes y la tercera... Pues, sabes que te sigo queriendo como amigo sin importar que seas gay.

Oye... Debemos vernos antes de que acabe el ciclo para almorzar o para tomar algo. Lo siento por no haberme comunicado antes contigo pero creo que nunca es tarde para que cosas como estas pasen.

Cuídate, un beso.

Mariana.

---

¿Qué pasó después? Sí, se reunieron para almorzar y hablaron de muchísimas cosas. Sí, se hicieron más amigos después del almuerzo Sí, Gustavo fue el padrino de Hugo... El hijo de Mariana y Pedro. Y no, aunque intentó, Gustavo no pudo robarle aunque sea un beso en la mejilla a Pedro.

16 comentarios:

DOOMSDAY dijo...

a decir verdad, la historia estaba bien sosa, hasta que llego el final y quedo genial jajajaja
Gustavo es un genio, quiso con Pedro pero no pudo, el mas pendex jajaja.
¡Me encanto!

Belleza Negativa dijo...

que gran final
xD

XD Lili XD dijo...

ahh!!! cuando una se quema se quema!!! jajajaja

Chanex! dijo...

Jajajajajaja
Tavo kiso intentar px, a lo mejor le ligaba.

Bien ah!

Damian dijo...

la pobre se tiempla del amigo gay y encima este quiere con el novio de la amiga, jejeje. porque esta historia se me hace tan familiar :$ (jajaja)

Gary Rivera dijo...

jojo! que buena! jajajaja un final truculento como los de almodovar! jjajajaja

[ [EBP]] dijo...

Creo que es la 1ra vez que te leo una historia Javiercito, muy entretenida, me gustó mucho,,,
Historias como la de Tavo y Mariana se repiten con mucha frecuencia......

malbicho dijo...

muy ad-hoc con estos días en que la noticia es la revelación de ricky martin -je-

TitoDolores dijo...

Cada vez somos menos!!. ""mucho homosexual...""

la muerte la historia!! xD... jaja! esa es la historia de mi amio jack.. a el le paso lo mismo jajaja xD .
CHEVERE!!!

Meg dijo...

Ah de esas historias conozco muchas jejeje me gusto. Saludos Javi

Elmo Nofeo dijo...

Hay tantos Gustavos, también en la blogósfera.

Daniel HB. dijo...

... pues, es un ejemplo más de cómo las chicas traman contra uno, es doloroso, pero en esta historia..., jajajá..., se quemó la chica, ya me imagino la conversa...
-uh, este, ...,
aló?
... me parece hilarante, escribes muy bien, y ten por seguro que ya soy asiduo blogger tuyo, bro... buenas páscuas... lo que queda de ellas...

=)...

V. dijo...

Muy bueno Javier...!

aLeVoSia dijo...

Uyyy que final!!! mira que no me lo esperaba pero muy bueno!!!!

medianoche dijo...

Genial amigo, placer leerte.

Besos

NeO dijo...

yo solo lei el final jajaj

 
Mujeres de Mundo - © 2007 Template feito por Templates para Você