lunes, 5 de abril de 2010

Compradoras compulsivas

A todas nos agrada ir de compras, eso es de hecho. Pero algunas exageran y si les gustaa algo, así exceda a su presupuesto, igual lo adquieren, para eso están las tarjetas, ¿no? Y lo pagamos en cómodas cuotas.

Muchas coleccionan las tarjetas de crédito, solo por mencionar algunas, están las de: Sagafalabella, Ripley, Jockeyplaza, Mastercard, Visa, etc. de cada uno de los bancos, y si una de ellas ya no tiene saldo, usan la otra y así sucesivamente, hasta que en determinado momento, revientan, quedando endeudadas. Llega fin de mes y todo el sueldo se va en pagar las dichosas tarjetas, la clásica frase en una reunión: “No tengo efectivo, pero yo pago con mi tarjeta y ustedes me dan el dinero”.

Algunas mujeres se deprimen y al irse de compras, les vuelve la alegría al rostro, compran por doquier, llegan a casa y sienten que compraron en vano, usan un par de veces la ropa que adquirieron y luego la regalan o la botan, porque solo fue un gusto del momento.

Dicen que es una enfermedad, o quizás tal vez debido a baja autoestima, inseguridad, insatisfacción, es decir, se adquiere algo para llenar un vacío, que vuelve a aparecer luego que ya se compró algo y debido a la ansiedad que poseemos, se transforma en un círculo vicioso.

Y ¿se puede superar?...o sea, si alguien quiere dejar de comprar, porque se declaró en quiebra o por que simplemente se hartó de gastar tanto dinero…Si, es posible, todo depende de la voluntad que se tenga, solo se debe comprar lo necesario, no accesorios que sabes que ni siquiera los usarás.

Hace mucho vi una película, se las recomiendo, sobretodo para aquellas chicas que compran por hobby, se llama: “Confesiones de una compradora compulsiva”, me vi reflejada en esa peli, aunque ella exageró…

Y si, por que no decirlo, fui una compradora compulsiva, pero ya no lo soy…ahora solo vivo con mi débito y pienso antes de comprar algo :-)


Les dejo un video...la escuché en la peli que les meciono líneas arriba.

5 comentarios:

Daniel HB. dijo...

en serio ese es un problema?..., tan solo deben intentar salir sin tarjeta, por que no son solo ustedes quienes tienen deseos de comprar, algo, y luego olvidarlo en el velador o peor aún, muy al fondo de la basura..., no soy el único, esto también le pasa a mi papá, mamá, amigos; así que no creo que solo sean las chicas..., uff! y qué no decir cuando se sale con una chica, qué no hacer para impresionarla..., por suerte aprendí a dejar la tarjeta en casa...

bonito blog, creo que leyendolo, comprenderé por qué, falló mi relación...

=)...

Caƒeιnomana® dijo...

Yo cuando ando depre, me dan ganas de comprar accesorios y chucherias, pero gracias a Dios en eso no gasto muxo!

Aunke una ke otra prendita no me cae mal tampoco :P

Magenta... dijo...

mm interesante.... por ahora no soy compradora compulsiva, tengo otros vicios q me distraen cuando estoy triste, pero igual hay q dejarlos...

besos!

Lara Holmes dijo...

Daniel HB.: Sucede q las compradoras compulsivas no pueden dejar la tarjeta en casa, siempre la llevan consigo para ver si es q encuentran alguna "oferta"...

Caƒeιnomana®: Antes compraba por comprar, sobretodo cuando mis ánimos estaban fatales, luego me arrepentía x el gasto q hacía u_u

Magenta: Otros vicios? :-O
Yo cambié el comprar x los juegos on line xD eso me distrae :-D

Meg dijo...

Ahh no para bienestar de mi economia no soy compradora compulsiva, si me doy mis gustos pero soy enemiga de las tarjetas bancarias y mucho mas de las de tiendas o boutiques, prefiero el efectivo si tienes compra sino pa q hacerle al cuento y luego llorar porque no sabes ni como pagar!

 
Mujeres de Mundo - © 2007 Template feito por Templates para Você